Fuente: www.marketingdirecto.com/noticias/noticia.php?idnoticia=27895

Para aprovechar los beneficios de la web 2.0 como empresa no es necesario ponerse a escribir blogs y crear comunidad.

Según el experto en marketing Torsten Schwarz, de Marketing Börse, una estrategia de éxito en la web 2.0 se vale de siete pasos.

1. Monitorización de blogs. Aunque la empresa no quiera hablar en la web 2.0, otras personas estarán hablando sobre ella. Por eso es interesante buscar de vez en cuando el nombre de la empresa en Technorati para saber qué están diciendo. La búsqueda se puede automatizar como feed RSS, que enviará al correo electrónico una alerta cada vez que se mencione a la empresa en la red. Así se consigue un valioso feedback.

2. Feeds RSS. Permiten centralizar en una misma aplicación (un agregador de feeds) todas las novedades e informaciones de interés surgidas en la red. Se reciben en una misma ventana todas las novedades que contengan las palabras clave consignadas por el receptor.

3. Social Bookmarks. Hay que dar a los lectores la posibilidad de marcar los contenidos que les interesen en páginas de favoritos colectivos, las conocidas como social bookmarking. De este modo se da un servicio al usuario, se consiguen nuevos visitantes y se mejora el posicionamiento web.

4. Wikipedia. Una empresa no debe estar ausente de la mayor enciclopedia online. Y si ya lo está, puede controlar el artículo y conocer las ideas generalizadas sobre la empresa. Con esta estrategia se consiguen nuevos visitantes y se mejora la posición en buscadores.

5. YouTube, Flickr y demás… Los usuarios pasan mucho tiempo en portales de vídeo y fotografía y muchas veces una empresa puede encontrar material relacionado con ella. Además, puede pensar en subir sus propios materiales, lo que facilita a los usuarios la búsqueda de información sobre la empresa.

6. Weblogs. Una empresa debe pensar en un blog cuando cumple una de estas condiciones: tiene empleados a los que da gusto escuchar y que tienen suficiente tiempo y ganas para dedicarse al blog con regularidad y de forma personal; o la empresa mantiene un estilo comunicativo relajado e informal, tanto en la esfera interna como externa, pues el blog es una herramienta adecuada para este tipo de cultura de empresa.

7. Comunidad y comentarios. La web social supone que todo el mundo puede expresar su opinión sobre un producto y esa información tiene la potencia de llegar a todo el mundo. Para poder participar en este diálogo, la empresa tiene que cambiar de mentalidad y familiarizarse con el software necesario. La entrada más tímida al diálogo es en forma de foros cerrados, a los que se puede entrar bajo registro y están bajo control del administrador/empresa. Puede ser un primer paso antes de tirarse a la piscina de la conversación.