Escribe Máximo Kinast

La geolocalización esta quedando en el pasado, pero se proyecta hacia el futuro. Hoy ya existe Google Glass y pronto lo estaremos usando a través de smartphone sin usar las manos. 

Foursquare, la red que te permite indicar en cada momento donde estas, es uno de los aspectos en que se usa la geolocalización. Las tendencias para el futuro -en los próximos 5 años- son de ciencia ficción.

El Geomarketing se ha enriquecido y sigue creciendo con ubicaciones espaciales cada vez más precisas y más útiles.

Hay numerosos ejemplos de uso del Geomarketing en el mundo de los negocios. Aquí -en este enlace- puedes ver algunos muy interesantes, desde conocer en tiempo real donde se vende tu producto hasta hacer cosas interesantes como este mapa interactivo de las huacas de Lima.

En un mundo que cambia cada instante, en el que el mismo cambio se acelera hasta crear nuevas enfermedades virtuales, como la infoxicación, la geolocalización nos dice donde estamos, es decir, nos señala siempre el punto de partida, como un ancla que nos une a la realidad física.

Si el tema te interesa, deja tu comentario. Tu opinión es lo más importante de este blog.